En el Paisaje Sostenible de la Bogotá- Región, aproximadamente 12 millones de personas, 300 mil hectáreas de ecosistemas altoandinos, infraestructura critica en las zonas urbanas, y casi el 25 % del Producto interno del país, se encuentra en riesgo climático alto o extremo.  El Riesgo climático evaluado en términos de seguridad y regulación hídrica  puede ser devastador en la Bogotá – Región, y puede llegar a tener consecuencias importantes a nivel nacional.

El cambio climático está provocando un aumento de la temperatura en la región Andina de Colombia y una variación de la precipitación tanto en su volumen como en la estacionalidad, que amenaza el desarrollo y el bienestar social. En la última década, eventos extremos de precipitación han generado pérdidas económicas y productivas importantes debido a inundaciones, movimientos en masa e incendios forestales.

¿Por qué tenemos un riesgo climático tan alto?  Por un lado, la falta de planeación en el uso de la tierra teniendo en cuenta las dinámicas hidrológicas y climáticas, y por el otro lado, la pérdida de ecosistemas estratégicos como páramos, bosques altoandinos y humedales, los cuales prestan servicios ecosistémicos hídricos de provisión y regulación críticos para la región, y lo cual será más crítico bajo los escenarios de cambio climático.

A pesar de los beneficios de implementar un paisaje sostenible, donde se mejoran y mantienen los servicios que la naturaleza nos brinda, se preservan los ecosistemas y la biodiversidad de alta montaña y se aumenta el bienestar de las comunidades, las actividades de conservación, restauración y sistemas de producción sostenible no se están implementando a una escala y rapidez necesarias. Uno de los principales problemas para que esto ocurra, es la falta de articulación y financiamiento para el manejo sostenible de los recursos.

El enfoque de paisaje sostenible aborda los esfuerzos de la planificación del uso de la tierra de  manera integrada, como una serie de sistemas naturales y humanos interdependientes. En este sentido, un paisaje es un área de planificación que incluye áreas de capital natural esencial y  áreas claves de producción,  ya sea agropecuaria o industrial. 

A largo plazo, un paisaje sostenible se caracteriza porque:

  • Los ecosistemas naturales son conservados o restaurados
  • Los sistemas agrícolas son productivos, económicamente viables, sostenibles y resistentes al cambio climático;
  • Se mejoran los medios de vida y el bienestar de todos los grupos sociales;
  • Los procesos de toma de decisiones en todos los niveles son inclusivos, equitativos y participativos.
  • Existen una financiación de forma sostenible del capital natural esencial y el desarrollo de áreas de producción sostenible.

Los beneficios de la estrategia de Paisaje Sostenible De la Bogotá – Región

Para financiar la estrategia del Paisaje Sostenible de la Bogotá – Región, Conservación Internacional trabaja con socios nacionales, regionales y locales  para identificar, medir y monitorear de manera integral los múltiples beneficios de las soluciones basadas en la naturaleza. Algunos de estos beneficios son :

  • Capacidad de adaptarse a los cambios en temperatura y precipitación y de disminuir el riesgo a desastres.
  • Aumentar la disponibilidad de recursos hídricos para agua potable, riego, energía hidroeléctrica y ecosistemas acuáticos.
  • Mantener y mejorar la biodiversidad y el hábitat de especies.
  • Mejorar la capacidad de producción agropecuaria
  • Aumentar el almacenamiento y secuestro de carbono para frenar el calentamiento global y reducir los impactos del cambio climático